domingo, 5 de junio de 2011

Nuevo "ciclo-negocio" del fútbol

Si afirmara que el fútbol es un tipo de negocio, no estaría descubriendo nuevas superficies que salvaran a la humanidad en el futuro, ni tampoco algún tipo de remedio que pudiera sanar enfermedades que son, por desgracia, actualmente incurables. Nada de eso. Es un hecho que el mercado del fútbol va más allá de lo deportivo, y que los temas extra-deportivos comienzan a tener un protagonismo demasiado trascendente: los castigos a los diferentes clubes de la Serie A (Juve, Fiore, Lazio y Milán) por el alboroto de la compra de partidos, el Chievo-Sampdoria de este año, el Levante-Sporting "amistoso" de nuestra propia liga...

Ya no importa tanto cómo o quién juegue el partido; ahora solamente es relevante el número de goles de los equipos, en qué franja de minutos se marcan y quién los marca (incluyendo los goles en propia meta); los goleadores, el resultado exacto... ya interesa hasta cual de los dos conjuntos es el primero en sacar desde del centro del campo, o qué equipo llevara a cabo el próximo saque de banda. Pues sí, suena a fantasía. Pero bueno, cada uno hace con su dinero lo que le viene en gana. Ahora bien, ¿Qué ocurre cuando ese dinero de tu propio bolsillo está fijamente destinado a caer en la pérdida/ganancia debido a un "apaño" entre interesados?

Este el principal tema de debate en las mesas de la FIFA, desde que el Telegraph reconociera ayer un inusual movimiento de patrones en los últimos minutos del partido amistoso que enfrentaba a Nigeria y Argentina (4-1 ganó Nigeria), las sospechas salieron a relucir unas horas después. Y es que el tema resulta mosqueante por diversas razones.

Primero, ya de entrada el equipo albiceleste de Batista salió al campo con la siguiente alineación:

Argentina: Adrián Gabbarini; Pablo Zabaleta,  Garay, Fazio, Emiliano Insúa // Belluschi, Mario Bolatti, Alberto Costa;  Gaitán // Perotti y Mauro Boselli.


El segundo motivo de alerta es que el árbitro añadió en la segunda parte 7 minutos de descuento siendo consciente de que el partido estaba con un contundente 4-0 en el marcador, y con una Argentina arrastrándose sobre el césped. Para colmo, al colegiado Chaibou (de Níger por cierto) le apeteció señalar un lanzamiento de penalti en el minuto 97 de partido cuando el esférico golpeaba en el vientre de un defensor local. Un penalti que podía entenderse como un posible fallo humano por parte del colegiado de no ser por la extraña actividad que se vivió en las casas de apuestas con los patrones de un posible gol de la escuadra argentina y en el acierto del resultado exacto de 4-1. Boselli se encargó de darle forma a la polémica anotando el gol de la honra o la deshonra, como queráis llamarlo.


Una más para el registro. El debate está servido.




5 comentarios:

  1. El arbitraje del partido Nigeria y Argentina fue claramente muy escandaloso. Como tu díces, dar 7 minutos y cobrar un penal insólito es extrañamente raro, algo huele mal.
    Lo peor, es que la FIFA, es una entidad que está altamente sospechada por ser corrupta.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Buen apunte Nahuel, la corrupción en manos de corruptos...

    ResponderEliminar
  3. Es lamentable que nos veamos envueltos en esta gran corrupción en el fútbol actual. Es un gran negocio las apuestas para llevarse grandes cantidades de dinero. El fútbol de hoy en día se está convirtiendo como el festival de Eurovisión, pura fachada y todo amañado. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Demasiadas coincidencias juntas. Lo más raro del caso es que el árbitro fuese de Níger siendo el rival de Argentina Nigeria. De todas formas, creo que la FIFA debería centrarse más en otras cosas que tiene pendientes desde hace tiempo.
    Es lamentable esta corrupción
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. qué podemos esperar de un organismo que reelige a un presidente que está siendo investigado por irregularidades.

    Te añado a mi blogroll despues de tu ofrecimiento, espero que generemos un gran tráfico entre nuestros blogs, un saludo y felicidades por la página

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.