martes, 10 de abril de 2012

La espera bien hecha premia al paciente

Cuando el día más especial de tu vida está al llegar, cuando quieres sacar esas dos entradas del cajón para ir al concierto de tu artista favorito, cuando ya tienes planificado un viaje veraniego y todavía no ha llegado ni febrero, cuando esperas con ansia el comienzo de un Mundial, la espera de un embarazo, cuando esperas una carta que debería haber llegado ya... días contextualmente dispares aunque igual de eternos.

Así es como, en dos jornadas, las opciones de ganar el Scudetto han pasado de estar en manos del Milan a tener que parar repentinamente en la estación juventina. Nadie en Torino imaginaba que el tren de la liga pudiera cambiar (por segunda vez) de dirección tan pronto; dejarse puntos en Sicilia frente al Catania podía entrar dentro de lo "normal" dada la dificultad que atesora la escuadra de Montella este año. Allegri y sus hombres salvaron un punto del Massimino, dando gracias a que los partidos duran 90 minuti y no más. Tres días después del tropiezo, soportaron durante una hora la maquinaria blaugrana en el Camp Nou. Insuficiente -aunque plausible por razones obvias- sacrificio para un equipo preparado para ganar la Serie A o siquiera la Coppa italiana. Esa misma semana, nuevamente con tres días de descanso, recibiría en San Siro a una Fiorentina en caída picada luchando con la gota gorda por permanecer en primera.

Con los ojos cerrados y hasta con cuatro copas de más, Delio Rosi firmaba el empate en San Siro. Y cuatro grandes tragos pudo haberse servido de camino al autobús después de haber incendiado la gradería rossonera con el 1-2 favorable a la 'Viola'. Las ibrajugadas no tuvieron efecto en este trigésimo-primer episodio del Calcio. A palabras del cronista de la Gazzeta: "si no aparece el jugador estratosférico [Ibrahimovic], el Milan se estanca". Histórico e inoportuno golpe en la mesa que quién sabe si puede significar una liga. De haber ido paso a paso y sin bajar la marcha, la Juventus no estaría ahora mismo a dos puntos por encima del Milan. Con el calendario más apretado ahora son los de Conte quienes manejan el devenir del trofeo. La Vecchia Signora (imbatible aún) parece que maneja mejor los tiempos en este último tramo de temporada; a ritmo de Champions, en vez de mirar el escudo rival, convierte cada domingo un motivo de festejo bianconero. Con las últimas cuatro victorias consecutivas, atrás quedan ya la dinámica de empates que pagó con la pérdida del primer puesto. A pesar de ser el primer año del proyecto, esta Juve ha sido paciente, ha sabido tener la suficiente espera como para contraatacar al Milan resultadista y vigente campeón liguero.

Así de tranquila estaba  la marea milanista hasta hace pocos días








"Si la Juve tenía una gran oportunidad de alcanzar el título estando por detrás nuestro, no entiendo por qué nosotros tenemos menos posibilidades de ganar la liga" 

No le falta razón a Allegri manifestando esta tesis postderrota. Una excusa perfecta que por otra parte desvía su sonada despedida en caso de no alzar la decimonovena copa de la liga. Tras él también podrían seguirle una manta de jugadores que el pasado sábado demostraron no estar a la altura del escudo milanista. Lo que es evidente es que con o sin esos futbolistas, don Massimiliano Allegri tendrá que exprimir sus opciones por segundo año consecutivo para salvar la temporada con otro campionato italiano. En este caso, la eternidad del manager de Livorno se cuenta por días.

@Xabi_int

sábado, 25 de febrero de 2012

El GAL

Hablar de Antonio Conte como máximo culpable de los números récord de esta nueva Juventus sería probablemente lo más acertado. Su llegada a la entidad bianconera -ayudada por una excepcional gestión de fichajes- se traduce en éxito y quizás en títulos (finalistas en la 'Coppa' y segundos en liga por detrás del Milan). Los números van acompañados del mejor juego desplegado por los campos de Italia; en la Serie A, junto al Napoli, es el estilo diferencial del Calcio italiano. Y es que para ser el único equipo europeo -de las grandes ligas- que todavía no ha conocido la derrota algo tiene que ir bien (23 partidos: 13 victorias y 12 empates).

Esta noche la Juventus juega en Milán contra el único equipo que a día de hoy puede frustrar el idílico doblete bianconero. El equipo de Allegri muy lastimado por las bajas (Ibrahimovic, Seedorf, Kevin-Prince, Merkel, Aquilani...) les recibe hoy a las 20:45h. en San Siro. Los rossoneri son provisionalmente líderes ya que los de Conte han jugado un partido menos. La prensa italiana considera desde hace algunos días que es el encuentro por excelencia en la lucha por el 'Scudetto'. Una final anticipada. El City-United o el Barça-Madrid de nuestra liga.


En cambio, de lo que me he propuesto escribir esta semana nada tiene que ver con este clásico. Bueno sí, en gran medida tiene mucha importancia en la noche de hoy.
Necesitaría bastante más tiempo para analizar las claves del enfrentamiento de hoy, pero como el Genoa-Parma está al caer (empieza a las 6), elegiré lo que en mi opinión será -y es- el componente capital de esta Vecchia Signora restaurada.

GAL

No, no hemos vuelto a la España de los años ochenta. Aunque metafóricamente podríamos relacionarlos con el intento de ambos en detener las ofensivas del contrario.

De esta Juve lo propio suele ser destacar la parcela del centro del campo, donde unir a tres hombres como Pirlo (máximo asistence del equipo) y sus dos "guardas" Marchisio y Vidal son el signo palpable que admirar y el gran por qué del buen juego. Cuando todo transita por los pies del ex cerebo milanista el fútbol se convierte en algo sencillo y de buen ver.

Pero hay un dato que nos hemos dejado por el camino. Gianluigi Buffon (y Storari cuando ha jugado) ha encajado 14 goles en lo que llevamos de temporada, 7 menos que Abbiati por ejemplo. Es el conjunto que menos goles ha recibido con diferencia. A principios de temporada nos asustábamos sobremanera con la capacidad goleadora que este equipo podría explotar de cara a las 38 jornadas restantes debido al potencial de los jugadores de ataque. Pero ahora que corre la jornada 25, el equipamiento juventino se analiza de abajo hacia arriba, y no al revés.

Hasta hace no mucho la intachable labor defensiva hubiera sido atribuída a cuatro hombres: Lichtsteiner, Chiellini, Bonucci y Barzagli. En cambio, desde que el entrenador bianconero decidiera convertir el 4-3-3 en un 3-5-2, el primero de los cuatro de la lista sufrió el descarte. Curioso ya que la campaña del suizo estaba siendo de lo mejor del 2011-2012. Ahora el internacional de 28 años (el segundo con más minutos de la plantilla) tiene que pelearse por el puesto de carrilero aún más tras el reciente fichaje de Martin Cáceres. Por consiguiente, se quedaron 3 en la zaga central:

Giorgio Chiellini ha variado constantemente su posición de central al lateral izquierdo. De Cegli
e no ha convencido demasiado para ser un fijo en la izquierda. El internacional italiano forma parte del muro turinés; un peligro en los saque de estrategia y valiente en las subidas (dos goles en su cuenta).

Andrea Barzagli. El mejor jugador de la zaga (e incluso del equipo según algunos); es la figura que más ha jugado en estas 25 jornadas (2070 minutos) y el más fiable de los de atrás. Su seguridad defensiva y la efectividad al corte le convierten en uno de los mejores. El salto de calidad del ex de Wolfsburgo no pasa inadvertido.

Leonardo Bonucci. El más joven de los tres, a sus 24 años se ha afianzado con el puesto del centro de la tripletta de abajo. Si tuviera que decidir, díria que el más flojo de los tres, aunque hay muy poco que reprocharle al de Viterbo.



martes, 7 de febrero de 2012

Creérselo es el primer paso

Era la última ocasión para saber a qué juega este Tottenham. El mejor escenario para que el equipo tímido de la Premier metiera baza en la rutinaria disputa mancuriana. A los de Redknapp se les ha achacado no estar capacitados para ganar títulos a pesar de contar con los medios más que suficientes. Para City y United nunca han sido un gran problema, Manchester sabe desde hace un tiempo que dentro de no mucho uno de los dos equipos de la ciudad acabará siendo el que reciba el laurel. En Londres la sonrisa por el fútbol no es tan evidente. El lugar exacto de los 'Spurs' parece que siempre ha estado en luchar con Chelsea, Liverpool y Arsenal por encontrar su plaza 'Champions'. Un despropósito inexplicable viendo cuál es la situación de estos últimos tres. Solo cinco puntos de diferencia respecto a los 'Red Devil' y siete por encima del Chelsea. Ahora mismo veo con mejor ojos una posible remontada 'blue' que la escalada londinense. Los cinco puntos de diferencia que les separa del equipo de Ferguson es precisamente la "manita" que necesitan para aspirar al título. Una mano de algún experto que pueda aportar dosis de grandeza.

No diría que el once del ayer ausente Redknapp (parece que el dicho popular sobre la hacienda tiene algo de certeza) fuera defensivo. Justamente lo contrario. Imaginación y talento sobraba ayer en Anfield. Con Parker, Modric, Livermore, Kranjkar (importante la baja de Van der Vart) en el medio, mas la búsqueda de Bale y la pausa de Adebayor arriba, me esperaba un Tottenham ambicioso y poseedor de la pelota. Muy lejos de la realidad. Los visitantes fueron tacaños con su fútbol, demostrando que ganar la liga es un quehacer, pero imposible de alcanzar jugando como ayer. El Liverpool, con menos en el centro del campo (no quita que Gerrard volviera a repartir clases de '10'), tuvo a los de la capital en su mano. Apuntar que Parker fue el mejor de los Lilywhites por su contundencia en el corte defensivo denota las intenciones y la decepcionante imagen de los capitalinos. Interesante también que Ekotto y Walker (otra buena demostración del joven internacional inglés) no llegaran a cruzar el medio campo.

Y aun así, con todo este palo que le estoy dando a la táctica (que no a la alineación) del entrenador, el Tottenham contó con opciones de llevarse los tres puntos. Podía haber sonado la campana si Gareth Bale hubiera resuelto el mano a mano ante Reina de otra manera. Igual de cierto que si Suárez o Carroll hubieran estado entonados, los visitantes no se hubieran llevado tan cuantioso premio. Volverse con las manos vacías al sur de Inglaterra era lo adecuado.

Enfrentándose al rival y no esperándole atrás es la seña del por qué este Tottenham ocupa la primera plaza de esa otra liga (porque también existe en Inglaterra). No pueden hacerse tan diminutos siendo el tercer equipo más completo de la Premier League (si apuramos, incluso puede considerarse más armado que el ManU). Me gustó el símil que escuché ayer (no me acuerdo en que medio) comparándolo con el Valencia. Aunque la diferencia presupuestaria entre estos dos equipos creo que nada tienen que ver. Es un conjunto que dejará de estar en la antesala de la élite cuando dejen de autodescartarse.

Nunca consideré al Tottenham como alternativa por este simple hecho. Pero tampoco hay que ponerse tremendistas, porque de igual manera me costó confiar en los hombres de Mancini y sólo hay que mirar cómo están ahora. Justamente el problema de los citizen era el mismo dilema psicológico, mental o llámese como quiera uno. Puede que todavía no hayan dicho su última palabra a pesar de mi cruz; los Spurs vuelven al Lane para disputar el encuentro ante el Newcastle. Segundo escalón de enorme altura de los muchos que le quedan en fechas venideras. Después de las 'urracas', equipos como Arsenal, Manchester United, Everton (en Goodison) y Chelsea son la glamurosa alfombra de equipos que tendrán que pisar si verdaderamente son capaces de optar a mayores cosas con renombre. Callarme la boca no será fácil.



@Xabi_int

sábado, 31 de diciembre de 2011

Rompiendo el esquema inglés

Pocas horas quedan de este 2011. Dejamos este intenso año de fútbol para recibir hambrientos, si la teoría tremendista del fin del mundo me lo permite (no diré tesis maya), un año 2012 con sabor a Eurocopa como gran efeméride. Sin embargo, más allá de lo que nos pueda deparar las futuras fechas, no quería acabar este año sin dirigirme a la segunda ciudad más grande de Gales como lo es la ciudad industrial de Swansea. En concreto, el Swansea City de Brendan Rodgers.

Lo considero el equipo "menos Premier" de la liga inglesa; precisamente no porque sea de origen galés, sino por un estilo de juego poco frecuente en la primera división británica. Su reciente ascenso a la máxima categoría inglesa no le ha impedido confiar en el juego vertical que lo diferencia del resto de los equipos (exceptuando el Arsenal de Wenger). Tras el empate de hoy (1-1) ante el Tottenham de Redknapp en el Liberty Stadium (nuevo estadio desde el 2005) me he decidido (tarde pero bueno) por cerrar este año "bloguero" dedicándole unos párrafos al equipo swans.

Una escuadra que a pesar de no causar afecto como lo puedan hacer Liverpool (por aquel spanish 'pool'), el Chelsea de Mata y Torres o el Arsenal de Mikel Arteta (y de Cesc antes), contaba hasta hace no mucho con gran presencia española. Comenzando por el banquillo, supongo que os sonará un tal Roberto Martínez con un gran pasado en el equipo sureño antes de que se uniera a la escuadra de los Latic del Wigan. El español fue quien por aquel 2007 volcó la situación del Swansea dando el punto de partida hacia la Premier League. Ángel Rangel, Andrea Orlandi, Albert Serrán y Gorka Pintado eran los cuatro representantes españoles, los dos primeros todavía persisten en la entidad presidida por Huw Jenkins. Gorka (paisano donostiarra) y Albert se ganan la vida ahora en el AEK de Larnaca griego. Apuntar que el primer se ha ido en condición de cedido.


Primero llegó la Championship y luego ya con Rodgers al mando lograrían lo que nunca ningún equipos de Gales había conseguido hasta el año pasado: jugar en la Premier League. En Cardiff (capital y ciudad en la que se encuentra el máximo rival del Swansea: Cardiff City) no estarían muy contentos por entonces, aunque al equipo capitalino no le están yendo nada mal las cosas este año en la segunda división.

El 'pelotazo' no existe en el Liberty Stadium

Retomando lo que es este Swansea City de la temporada 2011-12, si hay un hombre que se está ganando el respeto en Inglaterra ese es Michel Vorm. La línea defensiva del equipo es quizás la más pobre; los centrales habitualmente titulares Williams y Monk son demasiado corpulentos y su lentitud en el movimiento ha causado más de un disgusto a la afición. Pero el joven guardameta ex de Utrecht es una de las causas por las que el Swansea no ha perdido tantos puntos (ocupan ahora la 14ª posición). De los laterales hay que destacar la buena temporada de Ángel Rangel en el lateral derecho, quien ayer contribuyó considerablemente a que su equipo pudiera igualar el 0-1 en contra de Van der Vart tras entrar al campo en la segunda mitad. Una lesión lo ha mantenido apartado del césped, pero tras la aparición de ayer volverá a formar parte del once titular. Justo al otro lado del campo Taylor defiende el lateral zurdo.

Pero la llave del equipo de Rodgers está en la medular. Son 3 los hombres que cargan con el peso de la filosofía, Britton, Gower y Joe Allen suelen ser la referencia en el centro del campo desde principios de temporada hasta el momento. En cambio, Agustien y Routlege (dependiendo de dónde esté colocado este último), sobretodo el primero, están teniendo minutos en las últimas semanas. De entre todos, yo me decanto por la técnica de Joe Allen y su énfasis por dar asistencias, pero los elogios se la está llevando Britton (merecidas también las flores). 

En cuanto a lo ofensivo, no hay una estrella, un 'killer' contundente. Scott Sinclair y Nathan Dyer suelen ocuparse de las bandas y son muy de buscar el 1 a 1. El primero es un fijo, el 'crack' de la banda izquierda, y uno de los grandes motivos por los que el Swansea juega en primera. Dyer no tiene tan asegurada su banda. Lita y Dobbie buscan sus minutos. Del 'killer' que hablaba antes, Graham es supuestamente el goleador (es el pichichi con 6 dianas), tiene olfato aunque resulta también algo fallón delante de la puerta contraria. Por eso Moore no es un suplente fijo, ayer por ejemplo dejó a Graham en la banca.

La grada se frota las manos ante la posibilidad de que el prometedor Josh McEachran (Chelsea) se traslade a la pequeña ciudad tras la posible llegada de Cahill a Londres.

Humilde, luchador y empedernido en contar con la posesión (ayer en el descanso la estadística le daba el 70% del balón al equipo de Rodgers). La permanencia es un título, aunque hay que comenzar a puntuar fuera de casa, objetivo que todavía no ha logrado en primera. Para 2012 el deseo es sumar un segundo año en Premier. Y por qué no, vivir un derby con el Cardiff en primera.

¡Feliz año a todos!







miércoles, 14 de diciembre de 2011

El Clásico en frío

Cuarto día después del gran "Clásico". Tras tres días de imposible redacción en el blog, aprovecho este pequeño momento de gloria para ofreceros mi punto vista sobre lo acontecido en la noche del sábado. Tras algunas revisiones del encuentro, varios son los apuntes (más de uno se me habrá escapado) que se pueden destacar:

Dramatismo, deporte nacional
De primeras, ni me parecen los mejores 30 minutos del Real Madrid en un partido ante el Barça, ni tampoco me parece que el Barcelona haya sido tan superior como se viene publicando en todas las rotativas. Existen dos puntos de inflexión en la primera parte. El primero es el zarpazo del "gato"; no pudo haber mejor inicio que el del 1-0 al medio minuto escaso de la primera parte. El gol de Karim no solamente cambia el argumento, sino que por un instante congela -que no destruye- los esquemas de Guardiola. Aún así, Messi es capaz de fabricarse una jugada (error gravísimo de un Ramos no fue tan firme como venía siéndolo en anteriores partidos) que de no ser por Iker el marcador se hubiera vuelto a poner en empate. A partir de ahí, según dicen, vienen los supuestos minutos de fantasía merengue. Yo sólo cuento 3 ocasiones, una es de Alexis y las otras dos del recriminado Cristiano Ronaldo. La del chileno es un cabezazo del montón, y de las dos del portugués destaca la famosa ocasión del 2-0 virtual.

Tácticamente no me parece que el Real Madrid supere en alto grado al Barcelona. La presión sobrehumana físicamente hablando, y el buen planteamiento arriba permitió que la defensa del Barcelona sufriera (así vino el primer tanto) y sí, perdiera balones (aspecto al que estamos malacostumbrados con el conjunto blaugrana). En cambio, por más que rebobino la cinta sigo viendo al Barça paciente y de toque; que Valdés no pegara un sólo pelotazo en toda la primera parte después de lo sucedido es un detalle muy significativo.

El único "baño" -como diría Rosell- futbolístico que pude ver el sábado fue a partir del 1-3. Con el tercer tanto de Cesc figuras como Andrés Iniesta o Xavi deleitaron con sus mejores celebridades. Antes, tras la reanudación del partido las sensaciones fueron de cansancio por parte de los blancos. Lass Diarra, que fue el mejor de los de Mourinho junto con Benzema (vuelve a demostrar que aparece en los partidos importantes), tuvo doble trabajo en la labor defensiva tras el bajón  físico de Alonso y Ozil (no fue el mejor partido de ambos).

Un genio, una obsesión
Siempre quedará Leo. Si algo ha aprendido la afición del Bernabéu en estos últimos años es que el Madrid tiene que jugar dos partidos cada vez que se enfrentan a los culés: Messi y los otros diez. El 90% del primer gol es suyo, y parte del tercero también. Precisamente eso es lo que se le pide por ejemplo al "7" de los blancos. La obsesión de Cristiano por ganar y por querer demostrar que es el mejor le termina haciendo pequeño (se merecía la sustitución por Callejón).

"Top"
No sé si él concretamente, pero se notó la ausencia de un tercer jugador en la medular; en la siguiente imagen se ve perfectamente cómo con romper la línea Alonso-Lass era suficiente para crear peligro en zona merengue.

Jugada del primer gol. Messi pasa la "frontera", y asiste a Aléxis Sánchez
La presencia de "Top" Khedira (o Pepe [?]) está casi asegurada para el Camp Nou. No es un 5-0 como el año pasado, pero no es suficiente arriesgarse con dos ejes en el medio campo si pasada la media hora de partido el rodillo blaugrana comienza a arrollarte (sin pasarnos con las exageraciones). Formar el famoso trivote no es cuestión de miedo, es simplemente cubrir la espalda. Se me ocurre un trío formado por Alonso-Lass-Sahin, con el turco en estado de gracia puede ser muy interesante; contra los Xavi-Cesc-Busi e Iniesta sería una delicia de choque. Los mejores centrocampistas del mundo en un mismo partido.

La falta del tercer hombre:


Ozil estaba derrumbado al término del primer tiempo (lleva ya tiempo mostrando esa fatiga por causas desconocidas), factor clave para que el centro del campo culé funcionara en la segunda. Si llegas tarde (Ozil, e incluso Alonso el sábado, lo hacían) personas como Xavi te perdonan una vez, pero dos ya no.

Amigos en lucha





Minuto 20 aproximadamente. Marcelo sobrepasa la línea del centro del campo dejando atrás a Dani Alves. No volvería a suceder. El "falso" lateral del Barça consiguió retener bien a Marcelo además de dar la asistencia en el gol de la sentencia.

Transición ataque defensa: Alves de 10

Los elogios han ido todos a Iniesta, Aléxis, Xavi, Messi... los habituales vamos. Sin embargo, el papel de Alves (mérito de Pep sin duda) en este "partido del siglo" es monumental; si algo echaron en falta en el Bernabéu fueron las filigranas de Marcelo arriba: culpa de su compañero en la Seleçao.

Y ya van 4

Tres en liga, una en 'Champions' y ninguna derrota en el campo de Chamartín. Desde aquel 2-6, imagen tenebrosa para los madridistas, el 'Pep 'Team' no conoce lo que es salir del Santiago Bernabéu sin una sonrisa. Lo que escuece no es sólo el resultado, sino el método. 



Queda liga, mucha liga. La bipartición toma color más que nunca. Pizjuán es la escena del examen final para saber si el Madrid comerá polvorones siendo líderes (a tres puntos, dos virtuales). Queda toda una segunda vuelta y los más escépticos ya hablan de una final en el Camp Nou. Esto es muy largo, Barcelona queda lejos todavía.

jueves, 8 de diciembre de 2011

Cambio de tornas

En muy pocas ediciones del formato 'Champions League' habrá estado tan apretada la última jornada de la fase de grupos. Cuando el fútbol y la magia de la mejor competición europea a nivel de clubes se juntan, ocurren cosas como las de ayer. Los favoritos acaban no siéndolo tanto, y el apoyo a los clubes con un círculo de influencia más pequeño terminan por ser los más "escurridizos". Además, esta pluralidad (plus para la UEFA, que también merecen reconocimiento) ayuda a que el fútbol europeo emergente crezca a grandes pasos.

Resulta fascinante que un equipo chipriota pase como primero de su grupo, o que los dos representantes rusos tengan su nombre inscrito en la ronda de octavos. El año pasado ya lo consiguieron Shakhtar y Copenhague; este año no solamente ha incrementado el número de "intrusos", también han conseguido dar el paso de ser los "jueces" del grupo (por lejanía, condiciones climáticas/terreno y demás) a ser posibles candidatos por meterse entre los dos primeros. El -acertado- formato es de hace 3 días, pero el crecimiento es constante y muy rico. Nadie puede privar nada a nadie, y menos de un deporte tan unitario como el fútbol.

UCL o UEL, difícil elección

No estarán muy contentos los equipos que tienen pensado llegar a los dieciseisavos de la Europa League viendo la tormenta que se les viene encima. Será interesante ver cómo se desenvuelven los Manchester (x2), Oporto, Lille, Ajax, Valencia en el "bajo" escalón de la segunda competición europea. Aunque si han acabado por estos lares, algo no va bien. A falta de jugarse la última jornada, las cosas están así:

Athletic, Atlético, Lokomotiv, Metalist, Shalke 04, Twente, Hannover 96, Legia Warszawa, PAOK, PSV, Andrelecht, Santard de Lieja, S. Braga, Sporting CP y Stoke City son los ya clasificados para la siguiente ronda. Equipos como Lazio, Besiktas, Dinamo de Kiev, PSG, AZ, Udinese y Celtic están esperando entrar al horno.

¿Os imagináis un duelo Muniaín-Evra?¿A Raúl liándola otra vez en Mestalla?¿A Falcao de rojiblanco en el do Dragao?

Buscando alternativas

Nada que envidiar a la 'Champions'. Torneo en el que es evidente que el monopolio blanco-blaugrana abarcará el 80% de los focos. Quizás con que la final se disputa en Munich, el Bayern puede ser uno de los que pueda toser a los grandes de la Liga BBVA. Pero a día de hoy, no lo acabo de ver. Tampoco me imagino al Inter de Ranieri (a 4 del descenso en su liga) llegando muy lejos en esta competición. Tengo mucha curiosidad por el papel del Arsenal; la Champions sigue siendo la asignatura pendiente de Wenger, es uno de mis elegidos para dar la sorpresa (sería muy remota). De igual manera, André Villas Boas aterrizó esta temporada en Londres entre otras cosas para llevar al Chelsea a lo alto del trono. Si ese es el propósito, ya pueden cuidar a Mata. No sabría decir si el Milan es más fuerte que el Nápoles de Walter Mazzarri. Veo más factible el pase de los napolitanos a rondas más lejanas sabiendo que es a doble enfrentamiento. A estas alturas la experiencia juega un fuerte papel, pero analizando las dos plantillas: apuesto por los azzurri. Por cierto, para los "anti-calcio", Italia es el país más representado en los octavos de final.

CSKA, Basilea, Benfica, Lyon, Bayern Leverkusen, Marsella, APOEL y Zenit son los peleones. Me cuesta no incluirlos en el grupo de arriba, más de uno (y dos) pueden ser perfectamente los cuartofinalistas. Este aspecto es lo que le hace ser tan especial al campeonato. 


Münich y Bucarest esperan.



sábado, 26 de noviembre de 2011

Ser mejores, sin serlo (?)

Curioso lo que está viviendo la afición de Friuli esta temporada. Mucho aficionado bianconero sentía vértigo a que comenzara la temporada dada la baja de su máxima estrella: Alexis Sánchez. El chileno y Di Natale eran, entre otros, los dos principales ejes del equipo; jugadores como Armero, Isla, Zapata o Inler se encargaban de engrandecer aún más los nombres que he nombrado primeramente. Los de Guidolin acabaron -2010-11- en plazas 'Champions' tras obrar un año de ensueño para los fans del Friuli. Y aunque suene raro, a pesar del adiós de gran parte de las figuras que componían el grupo del año pasado, el 'Udine' pelea actualmente por el Scudetto.


Tras ganar ayer en casa ante la Roma (2-0, Di Natale e Isla), vuelven a colocarse provisionalmente primeros en la clasificación (falta por disputarse todo el resto de la jornada claro). De 12 partidos jugados (están en la jornada 13, pero la primera queda pendiente por aquella huelga del sindicato de jugadores) 24 son los puntos que han conseguido en total hasta el momento. Comparando números, el Udinese de la 2010-11 sumaba 17 puntos en su cuenta. Choca mucho que este equipo esté sumando 13 puntos más que el año pasado sabiendo que el equipo debería ser un conjunto de menor nivel. Además, el pasado año en la Serie A solamente había 2-3 equipos punteros muy por encima del resto. Este año, en cambio, la lista de gigantones se alarga hasta los 5-6 nombres.

Por eso el mérito del equipo. Están sobrepasando de sobra las expectativas de principios de temporada. Ya se han enfrentado a rivales como Milan (1-1 E), Nápoles (2-0 D), Palermo (1-0 G) y Roma (2-0 G). Quitando Juve y Lazio, se han visto las caras con todos los directos competidores.

No importa la edad si hay talento


Como decía antes, con el vuelo de Alexis al Barça, Antonio Di Natale se ha quedado huérfano en la parte ofensiva. El "Príncipe de Udine" carga en sus piernas 34 años, y un equipo entero a la espalda. El equipo juega por y para él. Un gran porcentaje de los contraataques (única, y de momento, eficaz arma) blanquinegros acaban teniendo el mismo final: gol del 'Toto'. Es una pena que no tenga 10 años menos para que pudiera caer en uno de los grandes de Europa. Y también porque la joven y renovada selección italiana no le abre las puertas; no por condición sino por edad.

¿Suficiente?

Pues no sé si el esquema actual es suficiente para ganar un Scudetto, creo que no; veo otras alternativas (Juventus, Nápoles, Milan)  más consistentes que la del cuadro de Guidolin. Todo dependerá de cómo actúen estos últimos. Si muestran la cara irregular que han dado hasta ahora, el Udinese podría aguantar el tirón. De lo contrario, el objetivo es una plaza europea.
Se ha producido un error en este gadget.