miércoles, 14 de diciembre de 2011

El Clásico en frío

Cuarto día después del gran "Clásico". Tras tres días de imposible redacción en el blog, aprovecho este pequeño momento de gloria para ofreceros mi punto vista sobre lo acontecido en la noche del sábado. Tras algunas revisiones del encuentro, varios son los apuntes (más de uno se me habrá escapado) que se pueden destacar:

Dramatismo, deporte nacional
De primeras, ni me parecen los mejores 30 minutos del Real Madrid en un partido ante el Barça, ni tampoco me parece que el Barcelona haya sido tan superior como se viene publicando en todas las rotativas. Existen dos puntos de inflexión en la primera parte. El primero es el zarpazo del "gato"; no pudo haber mejor inicio que el del 1-0 al medio minuto escaso de la primera parte. El gol de Karim no solamente cambia el argumento, sino que por un instante congela -que no destruye- los esquemas de Guardiola. Aún así, Messi es capaz de fabricarse una jugada (error gravísimo de un Ramos no fue tan firme como venía siéndolo en anteriores partidos) que de no ser por Iker el marcador se hubiera vuelto a poner en empate. A partir de ahí, según dicen, vienen los supuestos minutos de fantasía merengue. Yo sólo cuento 3 ocasiones, una es de Alexis y las otras dos del recriminado Cristiano Ronaldo. La del chileno es un cabezazo del montón, y de las dos del portugués destaca la famosa ocasión del 2-0 virtual.

Tácticamente no me parece que el Real Madrid supere en alto grado al Barcelona. La presión sobrehumana físicamente hablando, y el buen planteamiento arriba permitió que la defensa del Barcelona sufriera (así vino el primer tanto) y sí, perdiera balones (aspecto al que estamos malacostumbrados con el conjunto blaugrana). En cambio, por más que rebobino la cinta sigo viendo al Barça paciente y de toque; que Valdés no pegara un sólo pelotazo en toda la primera parte después de lo sucedido es un detalle muy significativo.

El único "baño" -como diría Rosell- futbolístico que pude ver el sábado fue a partir del 1-3. Con el tercer tanto de Cesc figuras como Andrés Iniesta o Xavi deleitaron con sus mejores celebridades. Antes, tras la reanudación del partido las sensaciones fueron de cansancio por parte de los blancos. Lass Diarra, que fue el mejor de los de Mourinho junto con Benzema (vuelve a demostrar que aparece en los partidos importantes), tuvo doble trabajo en la labor defensiva tras el bajón  físico de Alonso y Ozil (no fue el mejor partido de ambos).

Un genio, una obsesión
Siempre quedará Leo. Si algo ha aprendido la afición del Bernabéu en estos últimos años es que el Madrid tiene que jugar dos partidos cada vez que se enfrentan a los culés: Messi y los otros diez. El 90% del primer gol es suyo, y parte del tercero también. Precisamente eso es lo que se le pide por ejemplo al "7" de los blancos. La obsesión de Cristiano por ganar y por querer demostrar que es el mejor le termina haciendo pequeño (se merecía la sustitución por Callejón).

"Top"
No sé si él concretamente, pero se notó la ausencia de un tercer jugador en la medular; en la siguiente imagen se ve perfectamente cómo con romper la línea Alonso-Lass era suficiente para crear peligro en zona merengue.

Jugada del primer gol. Messi pasa la "frontera", y asiste a Aléxis Sánchez
La presencia de "Top" Khedira (o Pepe [?]) está casi asegurada para el Camp Nou. No es un 5-0 como el año pasado, pero no es suficiente arriesgarse con dos ejes en el medio campo si pasada la media hora de partido el rodillo blaugrana comienza a arrollarte (sin pasarnos con las exageraciones). Formar el famoso trivote no es cuestión de miedo, es simplemente cubrir la espalda. Se me ocurre un trío formado por Alonso-Lass-Sahin, con el turco en estado de gracia puede ser muy interesante; contra los Xavi-Cesc-Busi e Iniesta sería una delicia de choque. Los mejores centrocampistas del mundo en un mismo partido.

La falta del tercer hombre:


Ozil estaba derrumbado al término del primer tiempo (lleva ya tiempo mostrando esa fatiga por causas desconocidas), factor clave para que el centro del campo culé funcionara en la segunda. Si llegas tarde (Ozil, e incluso Alonso el sábado, lo hacían) personas como Xavi te perdonan una vez, pero dos ya no.

Amigos en lucha





Minuto 20 aproximadamente. Marcelo sobrepasa la línea del centro del campo dejando atrás a Dani Alves. No volvería a suceder. El "falso" lateral del Barça consiguió retener bien a Marcelo además de dar la asistencia en el gol de la sentencia.

Transición ataque defensa: Alves de 10

Los elogios han ido todos a Iniesta, Aléxis, Xavi, Messi... los habituales vamos. Sin embargo, el papel de Alves (mérito de Pep sin duda) en este "partido del siglo" es monumental; si algo echaron en falta en el Bernabéu fueron las filigranas de Marcelo arriba: culpa de su compañero en la Seleçao.

Y ya van 4

Tres en liga, una en 'Champions' y ninguna derrota en el campo de Chamartín. Desde aquel 2-6, imagen tenebrosa para los madridistas, el 'Pep 'Team' no conoce lo que es salir del Santiago Bernabéu sin una sonrisa. Lo que escuece no es sólo el resultado, sino el método. 



Queda liga, mucha liga. La bipartición toma color más que nunca. Pizjuán es la escena del examen final para saber si el Madrid comerá polvorones siendo líderes (a tres puntos, dos virtuales). Queda toda una segunda vuelta y los más escépticos ya hablan de una final en el Camp Nou. Esto es muy largo, Barcelona queda lejos todavía.

3 comentarios:

  1. Muy buen análisis, de los mejores que he leido hasta ahora.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Xabi, muy buen análisis, con las imágenes incluidas.

    Saludos desde La Escuadra de Mago

    ResponderEliminar
  3. Esta genial este articulo, un grandísimo análisis del partido.

    Has realizado tu las imágenes¿?

    Me gusta muchísimo tu blog, ya soy seguidor y me gustaría que tu también lo fueras del mio.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.