lunes, 18 de julio de 2011

Ni queriendo

Antes de nada felicitaciones para toda aquella persona que haya obrado el milagro de acertar un pleno en la quiniela, en caso de que exista claro.

En la fase de grupos nos dieron una pequeña sospecha de que esto podría suceder con los dos empates tanto de Brasil (Venezuela y Paraguay) como Argentina (Colombia y Bolivia). La victoria en el último momento de las dos superpotencias sudamericanas era síntoma de un estado inapropiado para dos conjuntos plagados de tantas estrellas. Pero jugar ahora un papel de sabelotodo no es más que vivir en la mentira. Lo sucedido este fin de semana era impensable; si en una semifinal de la Copa América están Uruguay, Perú, Venezuela y Paraguay es que algo pasa. Ni queriendo pronosticaría yo esas 2 atrocidades.

Mirándolo por el lado positivo, de aquí en adelante disfrutaremos de una competición más abierta en la que Uruguay se ha convertido sorprendentemente la favorita de las cuatro. Tres partidos (sumando la final) repletos de igualdad y sin ninguna pista de lo que pueda ocurrir. Visto lo visto cualquiera optar al título. Y es que ni siquiera se salva Colombia, que podía ser la única sorpresa de la Copa América.

Curioso que cuando la selección albiceleste entraba en mares oscuros, luego siempre llegaba Brasil para compartir críticas: tú empatas, yo empato; tú ganas, yo gano; tú pierdes en penaltis, yo fallo los cuatro que tengo. Aunque hay que apuntar que en cuanto a juego los brasileños salen perdiendo. Argentina a demostrado más que el conjunto de Menezes. La excesiva individualidad con la que pretendieron resolver el partido los brasileños en los últimos minutos me chocó mucho, y eso que no estaba Neymar. Si llegan a tener una pequeña pizca de solidaridad estoy seguro de que alguna ocasión de gol hubiera llegado; supongo que habrán aprendido (supongo = imposible).

Respecto al tema de los penales, no hay que enjuiciar a nadie. Por cierto, el campo estaba horrible; en cada lanzamiento salpicaba tierra suficiente para crear un nuevo césped.



El apunte

Ni Batista ni Menezes son destituidos.





7 comentarios:

  1. La verdad es que los cuatro partidos de cuartos han sido sorpresa. Ganaron justo los que a priori partían como víctimas. Esto es la grandeza del fútbol. Olé y olé. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Estás en lo cierto, pronostiqué varios resultados de cuartos que no se dieron.
    Con respecto del campo de juego, es una verguenza lo que sucede en el Estadio Único.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. lo que me parece increíble es que Batista y Menezes (sobre todo el primero) vayan a seguir en sus cargos, saludos Xabi.

    ResponderEliminar
  4. Xabi, sin duda lo de esta Copa America es de traca, me alegro por el progreso del futbol humilde Peru y Venezuela sobretodo, pues tanto Uruguay como Paraguay hicieron un gran Mundial

    ResponderEliminar
  5. jejej vaya tela, aunq creo q ganara uruguay al final, q creo q no seria una sorpresa... por su equipo y xq llego en el pasado mundial a semifinales... pero aver q pasa Xd
    saludos

    ResponderEliminar
  6. Yo creo que al final el que gane es el que es mejor. Lo importante no son los nombres, sino los resultados y el equipos.

    Saludos desde La Escuadra de Mago

    ResponderEliminar
  7. Esperaba mucho de Colombia y con Paraguay , pues , ya a España se lo puso muy complicado en el Mundial . Se veía venir un gran resultado de los guaraníes tarde o temprano .

    Un saludo

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.