sábado, 19 de marzo de 2011

¡Dejémonos de chorreos!



El otro día comentaba un compañero de gran paladar merengón que los de White Hart Lane no causarán ningún mínimo problema al Real Madrid debido a su excesivo inferior nivel futbolístico. Bien, espero que tras esta entrada, el mazazo no sea tan brusco para el amigo, y que como mínimo, no tenga tan claro ese pase de ronda a semifinales.

Nadie duda de que el equipo de Mou es a priori superior a la escuadra británica. Pero el fútbol no entiende de tales "superioridades", también lo era el Lyon el año pasado en octavos, o aquella Roma en el año 2008 supuestamente tan inferior al club blanco. Si algo ha aprendido este Madrid en los últimos 6 años es que ya no se puede fiar ni del "tato". En cuanto al conjunto de Redknapp, es tachado como un equipo irregular pero igualmente poco fiable por la incuestionable calidad que reúne su plantilla (esto les sonará a los colchoneros), y aún así, son los quintos clasificados en la tabla.

La clave de la eliminatoria es la actuación de la defensa ya que es sin duda donde más problemas sufre el Tottenham. Empezando por el meta Gomes, el brasilero quizás es unos de los jugadores más cuestionados debido a que tiende a originar grandes desaciertos entre los tres palos; en cambio si le pillas con el día bueno, le puede apetecer salvar un encuentro. Su línea de escoltas está formado por (de derecha a izquierda) Corluka, Gallas, Dawson y Assou Ekotto. El primero de ellos, que también puede ocupar la posición de central, es el más defensivo de los dos laterales, un croata de gran corpulencia y enorme estatura que puede ser una gran amenaza de cara a las jugadas de estrategia. Gallas, actualmente lesionado aunque disponible para Chamartín, es el jugador más experimentado de todos (33 primaveras); que nadie crea que esta característica sea el puente directo para atravesar la línea defensiva de los `Spurs´. Tal teoría se diluye con solamente ver qué mal anda Carvalho esta temporada con sus 32 añitos.. El "torreón" Dawson (uno noventa y pico), internacional con la absoluta de Inglaterra en la pasada Copa del Mundo, acompaña al galo como pareja central. Por último, queda el más ofensivo de los cuatro, el camerunés Assou Ekottó, al cual le gusta corretear la banda junto con Gareth Bale.

Centrándonos en la calidad del equipo, el centro del campo se presenta como la gran zona a tener en cuenta. Dos hombres por dentro y dos por fuera. La magia de Luka Modric queda respaldada bien por Sandro o bien por Wilson Palacios (el primero es actualmente el elegido); el distribuidor croata posee la gran carga de dirigir a su equipo, por algo le llaman el Cruyff de los Balcanes. La velocidad endiablada de Lennon y Bale es otro de los grandes terrores para la zaga madridista. A pesar de la gran actuación de Sergio Ramos en el anterior encuentro ante el Lyon, es motivo de preocupación que el sevillano sea un coladero tal y como suele serlo habitualmente en las grandes ocasiones. Por último, la siempre peligrosa altura del Espárrago Peter Crouch estará acompañada de un viejo conocido como es Rafa van der Vart, quien intentará demostrar el fracaso de su venta por parte de la entidad de Florentino Pérez, la verdad es que al jugador calidad no le falta.


Rival inferior sí, pero no es casualidad que equipos como Inter, Milán, Werder Bremen o Twente (rival del Villareal) hayan sido derrotados por los londinenses en la Liga de Campeones. Incluso los "cachorros" de Wenger y el Liverpool sufrieron la derrota en liga. También el Chelsea estuvo a punto de ver la derrota de no ser por un gol de Drogba a falta de pocos minutos para el final (cantada de Gomes, tendría el día malo). O el ManU., que también empató a cero después de un partido igualadísimo. En fin, un historial que puede decir mucho de por qué los británicos están en cuartos y que ni mucho menos se puede hablar ya de un Madrid-Barça para semifinales.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.