domingo, 17 de octubre de 2010

"Sin Xavi no hay paraíso"

.............frase apropiada para definir el partido del Camp Nou en la noche de ayer.


El equipo de Emery estuvo a punto de dar un susto ayer en Barcelona. Más de un valencianista (y no valencianista) estará acordándose todavía de la ocasión que desaprovechó Pablo Hernandez en el área pequeña ante Victor Valdés. Bien es cierto, que también más de uno hubiera deseado que Xavi se hubiera quedado descansando en casita.

El Valencia se fue al descanso con el 0-1 a favor; la primera parte fue de color blanco ché. En el Camp Nou no se escucharon silbidos (tampoco hay motivos para ello), pero los murmuros comienzan a ser habituales las últimas jornadas. La segunda mitad comenzó con un gol tempranero de Iniesta tras una pared con, como no, el director de orquesta Xavi Hernández. A partir de ahí, el color de la segunda mitad oscureció al azulgrana . Mientras Villa iba buscando marcar el gol de la "ansiedad" (también hay que destacar la actuación de César) y Messi intentaba confirmar que había salido como titular (ausente todo el partido salvo en una ocasión), Xavi, que confesó que todavía sigue con molestias, asistió a Puyol con un centro perfecto para lograr la remontada.

2-1, por un momento, pensamos que "la alternativa ché" era real, pero la realidad es que al final, el César es el César. Creo que una vez más salvo sorpresa, Cibeles o Canaletas serán las protagonistas de la celebración de la Liga 2010-11.

Eso sí, también hay que añadir que Canaletas dependerá del estado físico de Xavi. Tal y como dijo un periodísta (muchos lo conoceréis), ya sabemos que "Sin Xavi no hay paraíso".


Publicar anuncios

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.